Trofolastin Reductor Cicatrices Periareolar Ampliar

Trofolastin Reductor Cicatrices Periareolar

Disponibilidad:

3130912

33,90 € IVA incl.

Calificaciones y evaluaciones de los clientes

Nadie ha efectuado una evaluación
en este idioma
Califica / escribe un comentario

Este estupendo tratamiento para poder combatir las cicatrices consiste en unos pequeños apósitos que se colocarán directamente en la zona de los senos para poder combatir las que ya se sitúan en esa área. Es un tratamiento especialmente diseñado para las cicatrices de carácter hipertróficas es y también para queloides. Además, también se indica para intervenciones de mamoplastia de aumento por vía periaerolar.

Consigue una alta adherencia que no es capaz de conseguir ningún otro apósito del mercado: a nivel interno, dispone de dos capas. Una de ellas, la superior, ha sido confeccionada utilizando material poliuretano microporoso consiguiendo una resistencia plena al paso del tiempo. Por otra parte, nos encontramos la zona baja que en realidad es una película acrílica adherente que ayudará a facilitar la fijación a la propia dermis.

De esta forma, ayudará a combatir de forma diligente las cicatrices ubicadas en esas zonas. Sus resultados han sido avalados de forma dermatológica: de hecho, desde el momento en el que empecemos a utilizar estos apósitos notaremos los primeros cambios, pero no será hasta las 8-10 cuando notaremos los primeros efectos. Ahora bien, deberíamos utilizarlas durante mucho más tiempo para conseguir unos efectos todavía mejores.

Una de las características principales que deberías conocer es que ayuda a que las cicatrices se encuentren protegidas en todo momento de los rayos solares.

Se considera una de las mejores maneras para poder combatir contra las cicatrices, no sólo por todas las características que hemos comentado anteriormente, sino porque son muy sencillos de colocar: una vez que lo hayamos hecho, los deberíamos tener colocados, como mínimo, unas 12 horas estando en contacto con la cicatriz.

¡Sigue este tratamiento y veras como las cicatrices serán historia!